Declaración del Artista

 Fue el propio arte el que le mostró el espejo de mi propia sombra.
Desde entonces tuve la necesidad de dar luz a mi vida y realizar un cambio profundo, temeroso de mi propia sombra.
Como alma, viviendo una experiencia corporal, observó cómo todo está profundamente conectado, fruto de un mundo, más parecido a un sueño y fascinado por la visión, siento la necesidad de mostrar, con mi arte, este mundo mágico, que normalmente pasa desapercibido.