La historia que me vinculó a Ferràn Adriá

17.11.2021

Hace años, un cambio de conciencia dio origen a mi arte cuántico. El arte siempre ha corrido en mi sangre, pero especialmente mostró el espejo de mi propia sombra. Entonces sentí fuertemente la necesidad de llevar una vida más colorida para mí y para la sociedad. De ahí que haya nacido en mí el arte cuántico. El avión despega...
Una inspiración deslumbrante me llegó en el verano de 2020. Vacaciones en Asturias y en el puerto de Llanes. Vimos a la gente deambulando por un barco pesquero que descargaba sus redes desbordadas. Para mi sorpresa, no eran peces sino algas. Me quedé muy sorprendido. Al día siguiente, vi las algas en la arena, llamadas OCLE, mientras paseaba por la playa. Ver las algas formando bellas abstracciones me inspiró mucho, y entonces cogí mi móvil para fotografiar esas formas artísticas que la naturaleza exhibe al Mundo. Y os digo que fotografiar maravillosas algas abstraídas es más singular que nunca.
​Admirando la serie, el crítico de arte Joan Lluis Montané se puso en contacto conmigo tras la publicación de las fotografías. Una cosa más, sabía que Ferran Adrià era el alquimista que ayudaba a varias personas a escapar de la escasez y a encontrar nuevos usos para este recurso natural y sostenible. Firmemente decidido, me puse en contacto con él para compartir tan fabulosa historia de sincronicidades. Lo adoró, aceptó mi Ocle 5 como un regalo y, desde entonces, somos un equipo. Las fotografías cuánticas de OCLE/algae son buenas vibraciones en mi trayectoria profesional.
Desde entonces, la venta de obras fotográficas abstractas con el nombre de OCLE es mi proyecto como artista cuántico. Utilizo la fotografía, el vídeo y las instalaciones. Te invito a consultar mi página web. Encontrarás la fotografía de Ferran Andrià con mi obra.
Me siento muy orgulloso de adherir la OCLE a mi arte. ¿Has imaginado alguna vez fotografiar algas?